Para entender como lee un/a niño/a

Los niños y niñas empiezan a interpretar el significado de una palabra escrita fijándose en la globalidad de la misma, es decir, la ve como un todo, se fija en su longitud y forma y también podemos entender que la representa cómo un dibujo.
Si lo ha visto en varias ocasiones la identifica y por lo tanto nos parece que la lee.

Todavía no ha llegado a hacer la asociación de cada letra con el sonido correspondiente. Esta práctica es muy evidente cuando puede reconocer los carteles con el nombre de sus compañeros de clase, es una actividad que lo anima porque le parece que lee.

Igualmente pasa con su cuento preferido puede reconocer palabras frases que le hemos leído y decirlas él.

Más adelante, la enseñanza de la lectura pasará por la asociación del sonido con la letra. Este aprendizaje hay que entender que es costoso y se recomienda respetar el tiempo que necesita cada niño/a para irlo integrando. En este momento la motivación y el reconocimiento de sus avances son muy necesarios.

Podremos observar niveles diferentes de lectura y escritura a pesar de la edad sea parecida, pero con el tiempo las diferencias se irán equilibrando. Es entonces cuando hace falta estar atento a las señales que nos hacen ver que un niño está estancado: velocidad lectora, cambios de letras, dificultades en la comprensión lectora. Vemos que va quedando cada vez más distanciado de sus compañeros.

Él también se da cuenta de que no lo hace bastante bien y puede llegar decir que no le gusta leer.

Para poder saber qué le pasa sería bueno hacer una exploración y un diagnóstico logopédico, de este modo se podría conocer mejor el origen de las dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Aprender a leer y a escribir, a los niños, les acerca más al mundo del adulto.

Los podemos acercar a la lectura respetando sus gustos y buscando en la lectura un espacio de dedicación e intercambio en el que nos lo pasamos bien.

¿Quieres más información sobre logopedia?

Contactáctame